Los ataques de phishing son una forma de ataque de ingeniería social realizado por ciberdelincuentes para robar datos de usuario, credenciales de inicio de sesión o para obtener acceso a la red de una empresa. El atacante imita a una entidad confiable y engaña a la víctima para que abra un correo electrónico, SMS o mensaje instantáneo que contiene un enlace o archivo malicioso. Si se abre, roba las credenciales de inicio de sesión o instala malware para revelar información confidencial o acceder a la red de una empresa.

En el año pasado, El 83% de todos los ciberataques en el Reino Unido fueron ataques de phishing. Desafortunadamente, si estos ataques tienen éxito y conducen a una violación de datos o un ataque de ransomware, esto puede ser devastador para las empresas y, a menudo, provoca la pérdida de clientes. Los métodos de phishing que utilizan los ciberdelincuentes son cada vez más complejos, por lo que es importante comprender estos métodos para poder detectarlos antes de que su empresa sea víctima de un ciberataque.

Suplantación de identidad masiva

El phishing masivo es la forma más común de ataque de phishing. Es donde los ciberdelincuentes envían una gran cantidad de correos electrónicos fraudulentos a empleados y particulares. Aunque no se adaptan a la víctima, pueden ser efectivos ya que si se envían suficientes correos electrónicos, eventualmente alguien abrirá uno.

Los ejemplos de intentos masivos de phishing incluyen correos electrónicos relacionados con ganar un premio, problemas con la cuenta del usuario o correos electrónicos que indican que una contraseña ha caducado y debe cambiarse. Algunos de estos pueden detectarse fácilmente debido a la mala gramática, ortografía y diseño del correo electrónico, sin embargo, otros son casi indistinguibles de un correo electrónico oficial. Siempre debe verificar de dónde proviene un correo electrónico y buscar diferentes ortografías de la dirección de correo electrónico o URL en el texto. Si alguna vez tiene dudas, siempre es más seguro no abrir un correo electrónico.

Spear Phishing

Spear phishing es un ataque en el que el ciberdelincuente ha investigado su objetivo y ha encontrado información personal para poder adaptar el ataque a él. Esto suele tener más éxito que el phishing masivo, ya que cuando un correo electrónico contiene información personal, baja la guardia del objetivo, lo que hace que sea más probable que abra un enlace o archivo malicioso.

Estos correos electrónicos pueden incluir el nombre de la víctima, o el lugar de trabajo, imitando a un proveedor o soporte técnico de terceros que requieren que el usuario envíe su contraseña por motivos de seguridad. Los intentos de phishing selectivo pueden ser difíciles de detectar, sin embargo, siempre debe verificar las solicitudes sospechosas en persona si es posible y nunca compartir su contraseña con otras personas.

Ballenero

Whaling es una forma de spear phishing en la que el atacante se dirige a los ejecutivos de una empresa para robar las credenciales de inicio de sesión. Esto puede ser devastador para una empresa, ya que la cuenta de un ejecutivo a menudo tiene un acceso de alto nivel a la red junto con los datos de empleados y clientes. Los actores de amenazas también pueden usar un ataque de phishing selectivo para obtener acceso a la cuenta de correo electrónico de un empleado y luego usar su cuenta para phishing al ejecutivo, ya que es más probable que confíen en un correo electrónico de un empleado que en un individuo desconocido.

Es importante que toda la empresa esté consciente y educada sobre ciberseguridad, especialmente los ejecutivos, y debe haber políticas y software para evitar que los empleados de alto nivel sufran phishing.

vishing y smishing

El vishing, también conocido como phishing de voz, son ataques realizados por teléfono o VoIP. A menudo, estos son mensajes que imitan a un banco o soporte técnico solicitando información de la cuenta por motivos de seguridad. Estos pueden detectarse como fraudulentos ya que una empresa nunca solicitará información personal por teléfono. Otro método para detectar si una llamada es fraudulenta es verificar que el número al que llamó esté en el sitio web oficial de la compañía y no sea un número de teléfono fraudulento conocido.

El smishing o phishing por SMS consiste en utilizar mensajes de texto telefónicos para engañar o engañar a una víctima. Estos pueden ser particularmente efectivos ya que es más probable que los mensajes de texto sean leídos y respondidos, en lugar de los correos electrónicos. Es importante aplicar el mismo nivel de escrutinio a las llamadas telefónicas y mensajes de texto que aplicaría a un correo electrónico, ya que es un vector de ataque igual de peligroso.

¿Qué puedes hacer?

El phishing ha sido una amenaza cibernética común durante un largo período de tiempo y es poco probable que se detenga pronto, especialmente porque los ciberdelincuentes cambian constantemente sus métodos para que sean más complejos y difíciles de identificar. Es importante que todos los empleados conozcan los métodos de phishing para evitar ser víctimas de un ataque. Sin embargo, solo se necesita que un empleado abra un enlace o archivo malicioso para tener una violación de datos en toda la empresa. Lo mejor para una empresa es tener un software que use IA para bloquear los ataques de phishing incluso antes de que lleguen a su bandeja de entrada.

Soporte F1 ofrece protección contra ataques de phishing junto con un conjunto de herramientas de protección de correo electrónico que garantizarán que los datos de su empresa permanezcan seguros y que no pierda clientes debido a un ciberataque. Si quieres saber más sobre cómo proteger tu negocio hable con nosotros hoy.